En poco más de veinte años, las tecnologías digitales han invadido nuestra vida cotidiana.

Al menos uno de cada dos estudiantes universitarios en el mundo ya está inscrito en un curso online. Es una cuestión de eficiencia: el e-learning permite el ahorro de, al menos, un 50% de los costes y los gastos que conllevan aparejados la metodología tradicional, reduce el tiempo de capacitación hasta un 60%, incrementa los niveles de retención del aprendizaje y de la información transmitida hasta un 60%.

Según un estudio de IBM, por cada dólar invertido en formación online la empresa recibe un retorno de 30 dólares en concepto de productividad.

Concretamos las metodologías y herramientas formativas que mejor se ajusten al perfil de tus equipos de trabajo:

  • MOOC: cursos masivos, abiertos y en línea.
  • Gamificación: si se ha demostrado científicamente que jugar es la mejor manera de aprender y desarrollarse, por qué no aplicar las mecánicas de los juegos nuestra formación?
  • Blended Learning: combinar el aprendizaje tradicional presencial con nuevas herramientas tecnológicas de aprendizaje no presencial.
  • Mobile-learning: el futuro es aprender desde el móbil o tableta.
  • Entornos Personales de Aprendizaje: ante la multiplicidad de plataformas y recursos tecnológicos del hoy, cada persona crea su entramado de dispositivos, aplicaciones, servicios y redes personales.

NOTÍCIAS RELACIONADAS

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.